Logo Seguridad online
5 : 14 pm | 25 - 05 - 2018
bdeAbajo Btns





















Sección Home / CCTV / IP / ...CCTV / IP
19 de Octubre del 2015

Cámaras megapíxel: una lección de aritmética



Por Mauricio Cañas

 Pocas personas no estarían de acuerdo con que la sociedad actual está híper enfocada en la tecnología. La continua evolución de los dispositivos móviles, así como la introducción de cámaras de mayor resolución en los teléfonos móviles con mayor capacidad de procesamiento han contribuido a fomentar un mercado de consumidores acostumbrados a comprar un nuevo dispositivo móvil cada dos años.

 

 
La industria de la seguridad no es muy diferente. Las cámaras de vigilancia están constantemente evolucionando para ofrecer una resolución de megapíxeles que antes no se creía posible. De hecho, actualmente hay cámaras de vigilancia en el mercado que ofrecen 20 megapíxeles de resolución, una hazaña que se creía imposible hace sólo unos años.

Como resultado de ello, los integradores de sistemas y usuarios finales muchas veces están impacientes por implementar en sus instalaciones la última y mejor tecnología disponible en el mercado. Quieren tener la mejor calidad en la imagen de video y al mismo tiempo poder almacenar varias semanas de grabaciones del mismo.

Sin embargo, el aumento en la resolución megapíxel, o la adición de cámaras de vigilancia en un sistema afecta directamente el diseño y la configuración de la red además de impactar de forma directa la capacidad de grabación y almacenamiento. Esto incide en el número de días durante los cuales usted puede mantener el video grabado, y de igual manera afecta directamente el ancho de banda y la velocidad con la que los datos se pueden escribir en un disco.

Debido a esto, los profesionales de la seguridad deben tener en cuenta algunos aspectos al diseñar un sistema de vigilancia que incluya cámaras megapíxel y requiera varios días de almacenamiento de video.
En primer lugar, es importante sopesar los beneficios de una cámara megapíxel de mayor resolución con relación a los requerimientos del servidor y el sistema de almacenamiento. Un sistema diseñado con cámaras megapíxel puede brindar los beneficios de tener un menor número de cámaras a un proyecto de vigilancia, debido a que en algunos casos una cámara puede hacer el trabajo de dos. No obstante, las consecuencias en cuanto al almacenamiento y el servidor son también consideraciones importantes. Debido a la incorporación de una tecnología de megapíxeles más avanzada, la solución de almacenamiento instalada podría no ser adecuada, por lo cual se requeriría más espacio en disco duro, lo cual puede elevar dramáticamente el costo global del sistema.

Además, hay un efecto en el número de cámaras conectadas a un servidor. Los servidores se clasifican según el ancho de banda máximo (tasa de datos) que pueden procesar. Cuanto mayor sea la resolución en megapíxeles, mayor será el ancho de banda requerido y menor el número de cámaras que se pueden conectar a un único servidor, aumentando así el número de grabadores requeridos. Seleccionar una grabadora con una capacidad de ancho de banda superior permite crecer a futuro con cámaras megapíxel.

En segundo lugar, es importante que defina el resultado que está tratando de obtener con una cámara de mayor resolución de megapíxeles evitando quedar atrapado en toda la emoción que rodea la experiencia de tener una mejor calidad de imagen de una cámara con más megapíxeles. Si las especificaciones originales del proyecto requieren sólo una cámara de 2 megapíxeles y ahora usted está explorando una cámara de 5 megapíxeles, asegúrese de analizar cuidadosamente las razones por las que piensa pasarse a una cámara de mayor resolución y evalúe los beneficios con respecto al costo de todo el sistema.

Una funcionalidad atractiva de las cámaras megapíxel es la capacidad de asignar dinámicamente el ancho de banda en el campo de visión. Este tipo de cámaras pueden configurarse para detectar rostros (no para hacer reconocimiento facial, sólo para reconocer que lo que aparece en el campo de visión de la cámara es un rostro) y asignar más ancho de banda/resolución a la zona del rostro que a las paredes o al cielo. Esto puede ayudar a mantener un ancho de banda menor sin sacrificar la capacidad de identificar rostros.

Diseñar un sistema de vigilancia que incluya cámaras megapíxel se vuelve, así, en una lección de aritmética. Consciente de ello, la industria dispone de varios recursos que permiten a los profesionales de la seguridad calcular el almacenamiento adecuado requerido según los megapíxeles de una cámara.

 
 
 
 



























pie
maquetarevista