Logo Seguridad online
6 : 46 am | 21 - 11 - 2017
bdeAbajo Btns

















15 de Enero del 2017
Las PyMEs pasarán a ser un segmento fundamental para la industria de seguridad


A medida que las pequeñas y medianas empresas utilizan con más frecuencia la información de vídeo se dan cuenta del valor agregado que pueden conseguir con un sistema de videovigilancia.
Por Milestone Systems
 
A partir de un análisis de mercado desarrollado por Milestone Systems, encabezado por Janne Jakobsen, su vicepresidenta de productos profesionales, se dedujo que las pequeñas y medianas empresas serán las grandes protagonistas en la industria de la seguridad electrónica; cada día son más los negocios de este tipo que migran de sistemas analógicos a sistemas basados en IP.

Además de representar la mayor parte de las empresas privadas, en los últimos años las pymes han ido entendiendo la videovigilancia de otra manera, ya no sólo como un sistema para atender casos negativos, sino que la ven como una herramienta creativa para actividades de formación, acceso monitoreado o el estudio de los clientes a través de análisis de la información de video. Así las cosas, esta tendencia ha llevado a que este segmento del mercado invierta en equipos de mayor calidad.

Las claves para potenciar el mercado de las pymes

Según el análisis de Milestone, las características más solicitadas por los usuarios finales en las pequeñas y medianas empresas son el precio, la accesibilidad, la confiabilidad, la compatibilidad y la facilidad de uso.

Para las pymes, el precio de un producto o servicio tiene que ser el adecuado para considerarlo una opción viable, es decir, la solución tiene que ajustarse al presupuesto del cliente. El truco de este tipo de negocios es gastar el menor presupuesto posible para hacer frente a una necesidad actual, pensando al mismo tiempo en limitar costes adicionales para eventuales cambios a futuro.

Por otro lado, el propietario de una pyme suele tener poca experiencia en el tema de videovigilancia, por eso también es fundamental que las instalaciones sean simples, con acceso remoto y con una interfaz intuitiva y fácil de usar. Que le brinde al dueño la tranquilidad de tomar acción desde donde se encuentre.

Otro aspecto elemental es instalar un sistema con un amplio soporte para las distintas cámaras. Debido a que en el mercado de las pymes prepondera tener la posibilidad de conectar literalmente cualquier cámara por tema de costos.

También existen algunas características que este tipo de empresas esperan que estén incluidas en todos los modelos de videovigilancia, sobre todo aquellas que se asemejan a las funciones analógicas tradicionales, tales como la visualización en vivo y la reproducción de datos grabados. Algunas de las funciones más sencillas, como los mapas básicos, también se han vuelto comunes en la industria.

En términos generales lo más importante suele ser la forma como se emplea el sistema, más que las funciones específicas. Las pequeñas y medianas empresas están comenzando a usar la información del video como parte de sus operaciones comerciales, están obteniendo cuantiosos beneficios y la emplean de una forma más consistente. Por ejemplo, la emplean en la capacitación de empleados, en el mejoramiento de la eficiencia y en la efectividad empresarial, de igual manera en el apoyo remoto de las operaciones comerciales y en la aceptación remota de entregas. En general, en la conexión de la información del video con otras fuentes de información como los puntos de venta y el control de acceso, entre otras.

Así pues, el factor decisivo termina siendo la capacidad del producto para adaptarse al entorno de las pymes y ayudarlas con las situaciones que se les presentan.

 
 

































pie
maquetarevista