Logo Seguridad online
1 : 23 pm | 22 - 04 - 2018
bdeAbajo Btns




















22 de Septiembre del 2010

Premio a la INNOVACION TECNOLOGICA



La mejor apuesta por la innovación
En el marco de Intersec 2010, CASEL premió a los ganadores del Primer Concurso de Innovación Tecnológica en Seguridad Electrónica. La selección de los trabajos estuvo a cargo de un destacado jurado de especialistas en el rubro. “Cumplimos con uno de nuestros objetivos, que es el de difundir”, señaló Marcelo Colanero, presidente de CASEL.

 

 

Entre las múltiples actividades que se desarrollaron en Intersec 2010, una de las más gratificantes para CASEL fue la entrega de premios correspondientes a la primera edición del “Concurso de Innovación Tecnológica en Seguridad Electrónica”. El Presidente de Casel, Marcelo Colanero, quien presidió la ceremonia de premiación, se encargó de explicar los motivos: “Este concurso fue muy importante para CASEL, porque es el primero y también porque significó cumplir con uno de los objetivos de la cámara, que es el de difundir. En este caso, difundimos la innovación”.


Edgardo Maffía se quedó con el primer premio (4 mil pesos y la presentación de su proyecto en Intersec 2010) gracias a su trabajo sobre “Detección de materiales radioactivos en envíos postales”. “No esperaba este reconocimiento. Me sorprendió haber ganado el primer premio pero a la vez resultó una gran alegría para mí”, afirmó el ganador.

En tanto, el segundo puesto fue para Andrés Hurtis, quien desarrolló un “Sistema de reconocimiento de patentes automotores por visión artificial” y, tras recibir su diploma, comentó: “Me da mucha satisfacción que CASEL se haya fijado en este proyecto y lo haya premiado”.

El concurso estuvo destinado a estudiantes o profesionales de nuestro país y del exterior, quienes podían enviar sus trabajos en forma individual o grupal. Un jurado de destacados especialistas que contó con miembros de INTI, NFPA, IRAM, COPITEC, las Facultades de Ingeniería de la UBA, USAL, ITBA e IUPFA, y CASEL se encargó de preseleccionar los proyectos de acuerdo a los parámetros que establecía el reglamento. “Se tuvieron en cuenta la originalidad del trabajo, la claridad en los conceptos, la utilidad para la industria y el valor educativo, entre otros aspectos”, explicó el Ing. Enrique Greenberg, uno de los dos representantes de CASEL en el jurado.

“El trabajo de la comisión fue muy serio, pero a su vez constituyó un placer el encontrarnos doce ingenieros en reuniones que resultaron muy concretas y efectivas. Fue un desafío interesante y me siento orgulloso de haber sido parte de este primer esfuerzo que unió a notables profesionales”, sostuvo el Ing. Eduardo Capelo.

En el cierre de la premiación, Marcelo Colanero felicitó a los ganadores y destacó la labor del jurado: “Convocamos a un notable grupo de profesionales especializados, quienes hicieron un trabajo muy intenso y de mucho análisis”. Y dio indicios de que planea organizar nuevas ediciones de este concurso en el futuro: “Todas las actividades que hacemos en CASEL son usadas para aprender; para repetir lo que se hace bien y para corregir lo que no esté tan bien. La satisfacción es enorme pero no nos vamos a quedar acá. Seguramente vamos a repetir”. “Confío en que en el futuro vamos a tener más postulantes, algunos de ellos del exterior”, concluyó


La innovación dentro del premio a la innovación

Antes de elegir a los ganadores de esta primera edición, el selecto jurado dio una muestra de innovación al visitar a algunos de los participantes con el fin de conocer las posibilidades concretas de implementación que tenían esos proyectos, algo que no estaba estipulado en el reglamento original del concurso.

“Se consideró conveniente visitar a los concursantes para ver si se trataba de meras elucubraciones teóricas o si había alguna especie de prototipo. Estas visitas permitieron que nos cercioráramos de que habíamos elegido bien”, explicó el Ing. Enrique Greenberg.


La palabra de los ganadores

Edgardo Maffía, ganador del Primer Premio: “Me parece una iniciativa fantástica, que va a motivar a la gente inquieta y a la juventud a hacer cosas que deberíamos estar haciendo y que no estamos haciendo por falta de incentivo. Este premio tiene que servir para motivar a los jóvenes. Hay chicos muy capaces en las universidades que tienen grandes ideas a quienes les hace falta un poco de apoyo”.

Andrés Hurtis, ganador del Segundo Premio: “Es muy gratificante haber recibido un reconocimiento por un trabajo sobre el cual, cuando lo empecé, no sabía si alguien podía llegar a interesarse. A veces es muy difícil poder competir con empresas grandes en cuanto a la difusión de un producto, por bueno que sea, ya que en nuestro país no suele haber grandes posibilidades para los pequeños emprendedores. Este premio es de gran ayuda para la promoción del proyecto”.

 

 
 
 
 


























pie
maquetarevista